El arte de ponerle precio a una propiedad.

10/10/2018

1 de 3

El mercado inmobiliario en nuestro país no ofrece demasiada información a la hora de realizar una tasación formal si lo comparamos por ejemplo con la información que ofrece el sistema MLS en Estados Unidos en donde cualquier persona puede saber con exactitud el precio en que fue

comercializada una propiedad, en que fecha, la cantidad de metros que ofrece y otros puntos relevantes a la hora realizar un estudio de mercado para una tasación.  Por eso es fundamental en nuestro mercado combinar una tasación profesional y el juicio experto o llamado popularmente “ojo de buen cubero” de brokers con experiencia.

A la hora de vender su propiedad, muchas personas escuchan consejos y opiniones de sus allegados, que si bien al principio pueden sonar como buenas ideas, pueden tener un efecto contrario a la hora de su comercialización. Esto puede derivar en un enlentecimiento a la hora de concretar un negocio, y cómo todos ya sabemos el tiempo es dinero…

Para que esto no suceda enumeraré un listado de malas costumbres, que frecuentemente vemos, a la hora de fijar el precio de un inmueble.

“Quiero ganar un poco más de lo que pagué mi propiedad.”

Obtener una ganancia sobre un bien que adquirimos es algo que se busca a la hora de vender una propiedad. Al momento de realizar una tasación objetiva, no se tiene en cuenta el precio en el que fue comprada la propiedad, ni el ciclo que tenía el mercado en dicho momento, entre otros hechos del pasado. Cuanto vale un inmueble es algo determinado por el mercado y los compradores, por eso es un error fijar precios con el objetivo de obtener una ganancia.

“En esta casa crie a todos mis hijos, le hice un dormitorio más, ellos corrían por el jardín, la palmera y el árbol que están los plante yo, los regué durante años, ahora crecieron y están hermosos…”.

Muchas personas tienden a fijar el precio de su propiedad en base a sus emociones. Nadie va a negar las mejoras que fueron realizadas, lo lindo que se ve el jardín y todo el cariño que se puso en cuidar de la propiedad, pero el precio se forma desde un punto de vista objetivo. No dejes que los sentimientos sean un factor preponderante y afecten la tasación realizada de manera profesional.

“A mi propiedad le realice algunas mejoras, voy a venderla en lo que pagué más los arreglos que le hice”.

Sabemos el alto costo que tiene poner en condiciones una propiedad y cuando hablamos de costos no solamente hablamos de dinero sino también de tiempo y de dolores de cabeza. La realidad es que no todos los compradores van a apreciar las mejoras que se realizaron y van a pagar por ellas. Si una cocina esta nueva y la fachada fue reparada, claramente la propiedad se valorizará, pero hay mejoras más simples, como pueden llegar a ser la colocación de luces en la fachada o en el jardín, o la incorporación de placares, entre otras cosas, que no necesariamente van a sumar valor a la propiedad.

“Si alguien quiere pagar el precio la vendo, no tengo urgencia, puedo esperar”.

Toda persona tiene un tiempo de espera para comercializar su propiedad, pero este tiempo no es infinito… En nuestra experiencia las propiedades que se terminan ofreciendo a un precio superior al de su valor real, terminan estando mucho tiempo en el mercado sin que pase nada… Los interesados que están buscando propiedades y recorriendo los portales inmobiliarios, pueden visualizar las propiedades que están en oferta desde hace ya algún tiempo, sin que nada pase. En el mejor de los casos, estas propiedades pueden ser vistas como una buena oportunidad para hacer una oferta agresiva, aunque muchas veces no se llega a esta instancia debido a que el precio del inmueble queda fuera de los parámetros de negociación. Por los motivos expuestos anteriormente, estas propiedades se terminan comercializando en valores establecidos por el mercado, dilatando los tiempos y por lo tanto generándole gastos extras al propietario, como ser impuestos, mantenimiento, gastos comunes, entre otros.

Compartir


Leé también...

Tips de interés

5 tipos de plantas para el hogar fáciles de mantener

Si eres de aquellas personas que no puede mantener saludables las plantas de interiores o que un cactus a tu cuidado muere ahogado, entonces necesitas algunos tips para cuidar de las plantas.

Propuestas inspiradoras para equipar tu balcón

De hierro, plásticos o, por qué no, de madera. Te acercamos algunas propuestas para que tomes ideas al momento de ambientar el espacio exterior de tu hogar

Espacios de trabajo: la mejor luz para un buen rendimiento

La experta Laura Rey, de Glitter Iluminación te cuenta cómo aprovechar la iluminación en tu rincón de tareas.

Cómo aprovechar las nuevas opciones en calefacción

Todo lo que tenes que saber sobre las placas bajo consumo. Son fáciles de instalar, de uso económico y se adaptan a cualquier tipo de espacio.

15 ideas para renovar tu baño

Si lo estás planeando de cero y querés salir de lo trillado; o si buscás darle una refrescadita sin entrar en el gasto ni la complicación de una obra, te mostramos soluciones prácticas y de gran efecto para toilettes, baños y vestidores.

Lámparas colgantes para enmarcar tu comedor

Siete modelos que se destacan por su presencia y marcan la diferencia la vestir un espacio.

Tres formas de decorar las paredes

Aprovechando los días lindos, les proponemos poner manos a la obra para darle un toque diferente a los muros de la casa.

Cómo elegir las mejores puertas para casas

Elegir las mejores puertas para casas implica encontrar el equilibrio entre el estilo, el ahorro de energía, la funcionalidad y el costo.

Ahorrar energía y dinero en casa

Implementar todas o algunas de estas medidas (muchas de ellas gratuitas o muy económicas) dará lugar a ahorros en la factura energética de su hogar que podrán suponer fácilmente un recorte superior al 30%

Consejos para lograr una buena distribución en tu monoambiente

"Frente a este tipo de espacios donde los metros cuadrados son acotados habrá que tener en cuenta las funciones y lo que sea estrictamente necesario, manteniendo este concepto en el proceso de cambio".