Tres formas de decorar las paredes

27/01/2015

1 de 3

Aprovechando los días lindos, les proponemos poner manos a la obra para darle un toque diferente a los muros de la casa.

Fuente:  Gustavo Peláez - espacioliving.com

CON MOLDURAS

- ¿Por qué elegirlas Le dan cierta jerarquía a los ambientes, sin que su diseño deje de ser contemporáneo.

- Las molduras vienen de distintos materiales acordes al lugar donde vayan a ser colocadas. Por ejemplo, cerca del cielorraso podemos usar las de poliestireno extruido (telgopor) que son económicas. Para armar otro tipo de diseños sobre la pared hay opciones como las de resina, madera o poliuretano, que resultan más rígidas.

- Los estilos son variados. Hay molduras con motivos orgánicos, con un estilo más arquitectónico, o con líneas más rectas y livianas.

- Es un recurso útil para diseñar un zócalo hasta la mitad de la pared o darle un remate al encuentro de la pared con el cielorraso, bajar la altura de un techo de manera virtual o resaltar y darle marco a una lámpara de techo.

Cómo pegarlas: necesitamos un lápiz, una cinta métrica, una caja ingletadora, una sierrita, pegamento para molduras, una espátula y esponja.

Previo a la colocación, debemos proyectar el diseño sobre la pared. Luego debemos definir los tramos de molduras que necesitaremos y cortarlos acorde al patrón de diseño. En piezas que vayan unidas a otras debemos tener en cuenta que los cortes en los extremos de los listones se hacen a 45°, ayudados con la caja ingletadora.

Para pegar las molduras, aplicamos el pegamento sobre todos sus bordes y las apoyamos sobre la pared. Quitamos el excedente de material con la espátula y luego pasamos la esponja.

Una vez secas, podemos proceder a pintarlas teniendo la precaución de enmascar la pared con cinta de pintor.

CON GUARDAS DE PAPEL

- ¿Por qué elegirlas? Porque renuevan una pared de manera rápida y sencilla.

- Pueden ser de papel vinílico, papel vinilizado o de PVC autoadhesivo. Las guardas vinílicas tienen la ventaja extra de ser lavables y son ideales para el comedor diario o el cuarto de los chicos.

-Se pueden adherir sobre paredes pintadas o empapeladas (pero no sobre azulejos, machimbre o paredes texturadas).

- Hay infinidad de diseños que se adaptan a cada estilo y temática.

- La manera más tradicional de utilizarlas es en el centro del muro o sobre la parte superior cerca del cielorraso.

-Su colocación, a diferencia del empapelado, resulta una tarea sencilla que podemos realizar nosotros mismos.

Cómo pegarlas: necesitamos una cinta métrica, un lápiz, una guarda decorativa, adhesivo para empapelar, un pincel y esponja.

Previo a adherir la guarda, debemos medir la altura a la que vamos a colocarla desde el piso y hacer una marca con el lápiz. Cortamos la guarda considerando el largo de la pared más 5cm; luego le pasamos pegamento sobre el reverso y la pegamos desde el centro del muro hacia los bordes, quitando las burbujas que se puedan producir con el lienzo. Por último, cortamos el excedente. En cuanto a las guardas de PVC, vienen con el pegamento al dorso.

CON VINILOS

- ¿Por qué elegirlas? Dan un golpe de impacto sobre una pared, resultan muy simples de colocar y vienen en variados diseños y medidas, que los hace adaptables a cualquier ambiente.

Cómo pegarlos:

Los muros deben tener una terminación lisa y bien pintada. Previo a la colocación, es recomendable pasar un paño seco sobre la pared. Los diseños vienen protegido por 2 láminas.

Para colocarlas, presentamos el motivo sobre la pared y lo pegamos con cinta de enmascarar en la parte superior. Vamos quitando la lámina que queda en contacto con el muro desde el centro hacia afuera, para evitar que se dañe el diseño. Luego quitamos la capa de protección del diseño.

Compartir