Cuatro claves a la hora de colgar cuadros

18/09/2014

1 de 3

Las fotos, pinturas o dibujos enmarcados pueden convertirse en el detalle especial de un ambiente; en esta nota te mostramos qué tener en cuenta previo a colgarlos.

Fuente: espacioliving.com /  Foto: Magalí Saberia

1. COMPONER SOBRE LA PARED

Lo ideal es armar grupos de cuadros teniendo en cuenta las medidas de la pared. Previo a su ubicación habrá que armar la composición sobre el piso y numerar las piezas.

Los cuadros son ideales para lavarle la cara al hall de entrada, enmarcar la pared del living donde esté el sillón, el respaldo de cama o darle un toque diferente a una circulación.
Si hay una pieza de gran tamaño y querés colocar otras, que sea de menor tamaño y a cierta distancia: la idea es lograr un conjunto equilibrado con otra más chica.
No hay una regla fija, aunque la lógica indica que: a mayor tamaño es mejor dejar más espacio entre cuadros.

2. PENSAR EN GRUPOS

La clave principal es encontrar y seguir un lineamiento; tener algunos puntos de atención y no llenar las paredes a riesgo de saturar el espacio. El conjunto se puede armar en vertical u horizontal.

Contraponé estilos de marcos y medidas, eligiendo aquellos que tengan algún factor en común (el tamaño, el material, el color, etc.).

3. LA ALTURA IDEAL

Lo mejor es que la parte media de la composición esté sobre la línea de la visual: aproximadamente a 1.55m de altura desde el piso.

4. LA FORMA CORRECTA DE COLGAR

Cuando los cuadros son muy pesados lo mejor es utilizar clavos, siempre que la pared lo permita. Otra opción es utilizar tornillos con tarugos.

Si querés evitar agujeros sobre la pared o no podés realizarlos porque el muro es muy rígido para ser perforado, un riel es una buena solución, con un resultado mucho más flexible (te permite cambiar y componer las piezas de distintas maneras).

Compartir